Buenos días. Lunes, 22 de octubre de 2018
extranet
Página principal  Recomendar la página
Banner Cabecera
DMCorporativewww.leyprocesal.com
  Buscador

Instituto Vasco de Derecho Procesal

disminuir fuente ampliar fuente

LOS MALTRATADORES HARÁN TERAPIA CON MUJERES AGREDIDAS

Los maltratadores harán terapia con mujeres agredidas

La medida afectará a 19.000 condenados que están en la calle

 

 

¿De qué le sirve a un maltratador cumplir condena como jardinero? Si barre unos meses las calles, ¿cambiará su actitud hacia las mujeres? El Ministerio del Interior busca que las medidas alternativas a la cárcel guarden más relación con el delito cometido y, por tanto, la función rehabilitadora sea más eficaz. Una iniciativa de Instituciones Penitenciarias prevé sustituir los trabajos en beneficio de la comunidad por la asistencia de los maltratadores a talleres de sensibilización en los que entrarán en contacto con víctimas de violencia machista.

 

 

La población reclusa en España por delitos de violencia de género alcanza las 3. 600 personas. Pero una mayoría de maltratadores (34.000) no llegan a pisar la cárcel. Y a buena parte de éstos (19.000) se les sustituye la pena por la realización de trabajos en beneficio de la comunidad. Ése es el target para el que Interior busca soluciones. “Hay que educar al maltratador para que tome conciencia de su situación y del daño que ha hecho a la víctima. El objetivo es reducir al mínimo la reincidencia", detalla Miguel Ángel Vicente, subdirector de Coordinación Territorial de Instituciones Penitenciarias.

 

En los talleres, que podrían ponerse en marcha en los próxi­mos meses, se enseñarán al maltratador habilidades comunica­tivas para evitar el estallido de conflictos violentos. En la vertiente práctica, los agresores en­trarán en contacto con la realidad cotidiana de las víctimas a través del testimonio de diversas mujeres que han sufrido ma­los tratos. Aunque "en ningún caso tendrán delante a la mujer a la que han maltratado", pun­tualiza Vicente. Las asociaciones que apoyan a las víctimas de violencia machista explicarán su punto de vista para "crear empatía" en el maltratador y evitar situaciones de riesgo.

 

El primer paso, sin embargo, pasa por hacer que los maltratadores sean conscientes de que lo son. Es lo que llaman motivación al tratamiento. "Los agresores que están en la calle siguen en contacto, de forma cotidiana y normal, con mujeres. Si ni siquiera los presos se identifican como infractores, ellos, que están fuera, menos aún", argumenta el subdirector. La toma de conciencia es el prólogo para que el hombre "rompa la asimetría de poder entre hombre y mujer que tiene en su cabeza".

 

 

El condenado deberá asistir a entre 15 y 20 sesiones. Habrá "diversos itinerarios", en fun­ción de la gravedad de las conde­nas. El planteamiento es similar al que ya funciona en el caso de los condenados por delitos con­tra la seguridad vial. En algunas comunidades autónomas, los conductores que han cometido una infracción grave eluden la cárcel si asisten a talleres. Allí entran en contacto con asociaciones y victimas de accidentes.

 

 

Instituciones Penitenciarias ya ha elaborado el proyecto, que ha sido pergeñado junto con diversas asociaciones de mujeres y de asistencia a vícti­mas de malos tratos. Para aplicado es necesaria una reforma legal, aunque el Ejecutivo "ya está trabajando en ello". insiste Vicente. Interior también ha "contactado con las autoridades judiciales" para constatar que el plan tendrá buena acogida y que es posible aplicarlo.

 

 

(EL PAÍS, SÁBADO, 3 DE OCTUBRE DE 2009)

 



 
Área privada

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.