Buenas noches. Lunes, 25 de junio de 2018
extranet
Página principal  Recomendar la página
Banner Cabecera
DMCorporativewww.leyprocesal.com
  Buscador

Instituto Vasco de Derecho Procesal

disminuir fuente ampliar fuente

COMPARECENCIA DEL PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN PRO JURADO EN EL PARLAMENTO DE MADRID INFORMANDO SOBRE LA INSTITUCIÓN DEL JURADO

ORDEN DEL DÍA

1.- C-314/02 RGEP. 2335 (V). Comparecencia del Sr. D. Miguel Cid Cebrián, representante para Madrid de la Asociación Projurado, a petición del Grupo Parlamentario Socialistaprogresistas, al objeto de informar sobre situación de la Administración de Justicia en el ámbito de su competencia.

2.- C-558/02 RGEP. 4292 (V). Comparecencia de la Excma. Sra. Consejera de Justicia y Administraciones Públicas, a petición del Grupo Parlamentario Socialista-Progresistas, al objeto de informar sobre situación actual de la actuación supramunicipal del Programa PRISMA denominada “Centro Comarcal para el Empleo y el Turismo” en el municipio de Lozoya.

3.- PL-13/02 RGEP. 5021 (V) y PL-14/02 RGEP. 5022 (V) Designación de las Ponencia encargadas de informar el Proyecto de Ley de Administración Local y el Proyecto de Ley para el Desarrollo del Pacto Local de la Comunidad de Madrid.

4.- Ruegos y Preguntas.

(Se abre la sesión a las once horas y once minutos.)

El Sr. PRESIDENTE: Buenos días, Señorías. Damos comienzo a la Comisión de Justicia y Administración Pública prevista para el día de hoy, 5 de febrero de 2003, sin alteraciones en el Orden del Día previsto, y dando la bienvenida a don Miguel Cid Cebrián por estar hoy entre nosotros a los efectos de venir a contestar e informar sobre las cuestiones planteadas por el Grupo Socialista-Progresistas. Comenzamos con el primer punto del Orden del Día.

Comparecencia del Sr. D. Miguel Cid Cebrián, representante para Madrid de la Asociación Projurado, a petición del Grupo Parlamentario Socialista-progresistas, al objeto de informar sobre situación de la Administración de Justicia en el ámbito de sucompetencia.

———— C-314/02 RGEP. 2335 (V) ————

No habiéndose recibido ninguna otra pregunta distinta a la relacionada, tiene la palabradon Miguel Cid Cebrián, por un tiempo máximo de quince minutos.

El Sr. PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN PROJURADO (Cid Cebrián): Muchas gracias, señor Presidente, y muchas gracias, miembros de esta Comisión. Es una satisfacción para este compareciente estar hoy aquí para hablar del ámbito que le corresponde, cual es el funcionamiento de la institución del jurado en nuestra Comunidad de Madrid. Como presidente que soy de la Asociación Projurado de ámbito nacional, mi actividad se circunscribe en este caso a la Comunidad de Madrid, puesto que, además, la Asociación Projurado nació y funciona en Madrid desde hace 21 años, y su actividad fundamental se desarrolla en Madrid.

Dicho esto, me gustaría empezar señalando que esta asociación, que nació, como he dicho, hace 21 años, en 1982, defendía la participación ciudadana en la administración de la justicia, y en cumplimiento del mandato del artículo 125 de nuestra Constitución, que prevé precisamente que los ciudadanos puedan participar en la administración de la justicia a través de la institución del jurado en aquellos procesos penales que la ley determine. Esta ley, que fue aprobada en 1995, fue uno de los objetivos fundamentales de nuestra asociación y de este compareciente en multitud de gestiones fundamentalmente con la Administración del Estado, y, en concreto, con el Ministerio de Justicia y con el Parlamento, para que esta ley se aprobara lo antes posible. Por fin, se aprobó con algún retraso, y ya contamos, como he dicho, desde 1995 con la Ley Orgánica 5, de 22 de mayo, del Jurado, que fue modificada muy poco después de su aprobación, concretamente el 16 de noviembre, mediante la Ley Orgánica 8/95. Con todo ello, podría decirse que la asociación había cumplido su objetivo fundamental, pero, naturalmente, no nos parecía suficiente que hubiera una ley que regulara el funcionamiento del jurado, sino que era conveniente y necesario que la institución tuviera un funcionamiento idóneo y cumpliera las expectativas para las que había sido creada en nuestro país. Ésta es una institución que tenía antecedentes remotos en el siglo XIX, concretamente las Cortes de Cádiz ya hablan de la institución del jurado, y en 1888 se aprobó la ley, que tuvo una pervivencia mayor en nuestro país y que había permitido el funcionamiento dilatado de la institución. Debe señalarse al respecto que siempre ha coincidido con períodos de democracia y libertad, siendo suspendido o paralizado su funcionamiento en aquellos períodos dictatoriales o restrictivos para las mismas, lo cual quiere decir que la historia de la institución del jurado en nuestro país ha sido siempre paralela a la democracia y al régimen de libertades públicas.

Señalado esto, quiero decir que en los siete años que lleva funcionando la institución en nuestro país, y concretamente en la Comunidad de Madrid es donde más importancia tiene, puesto que es aquí donde más juicios con jurado se celebran -luego me referiré a los datos que tiene la asociación al respecto-, puede considerarse que está funcionando con toda normalidad y que, a pesar de las críticas que suscita una institución novedosa, una institución que rompe algunos esquemas tradicionales, como que la justicia solamente pueda ser administrada por quienes conocen y están especializados en el derecho. En este caso, la administración de justicia se realiza a través de ciudadanos que son legos en derecho, porque, precisamente los que lo somos –yo soy abogado en ejercicio, igual que algunos de ustedes también lo serán- no podemos ser miembros del jurado, como tampoco pueden ser miembros del jurado, naturalmente, miembros de la Administración de Justicia y de una serie de instituciones, ya que lo que se pretende con el jurado español -a veces se le denomina anglosajón, aunque nosotros preferimos decir que es el jurado tradicional español- es que sean estos ciudadanos no conocedores del derecho los que decidan por sí solos a partir de las pruebas que han contemplado en el juicio sobre la culpabilidad o no culpabilidad del acusado. En el caso en que nos encontramos en la Comunidad de Madrid, si bien puede decirse que hay algunos problemas, como no podía ser menos en una institución nueva y que está arraigando, hay que señalar que los datos que manejamos la Asociación Projurado en estrecha colaboración con la Oficina del Jurado, que funciona, como saben ustedes, en la Audiencia Provincial de Madrid, son, realmente, bastante positivos y bastante esperanzadores en lo que a los ciudadanos se refiere. No obstante, no deja de haber disfunciones o problemas, aunque eso sea un poco barrer para dentro en lo que a nuestros planteamientos judiciales se refiere. Esto quiere decir que los problemas que tiene el jurado son ajenos a los ciudadanos que son llamados por la ley a participar en las decisiones judiciales, como puedan ser problemas de infraestructura, problemas de instalaciones, también del personal al servicio de la institución, empezando por el Magistrado presidente, los fiscales, incluso los secretarios y abogados, que a veces no acaban de encajar adecuadamente el funcionamiento de la institución.

Hay que empezar diciendo que la institución del jurado sufre, como cualquier otra institución de la Administración de Justicia, y mucho más en una Comunidad como la nuestra de Madrid, en la que hay una gran cantidad de procedimientos judiciales, sufre, repito, dilaciones y retrasos importantes. Desde que se producen los hechos objeto de enjuiciamiento y se pone al responsable o presunto responsable de los mismos a disposición de la Administración de Justicia hasta que se celebra el juicio, el retraso a veces supera los dos y hasta los tres años, lo cual es un plazo dilatado, y mucho más cuando el acusado y presunto responsable está en situación de prisión provisional. Ello se debe a diversas causas. Los responsables de la oficina del jurado con los que esta asociación está en contacto: don Francisco Javier Frutos, que lo fue hasta el año 2001, y con la actual responsable, doña Isabel Rodríguez, señalan que uno de los motivos de estos retrasos empieza en la tramitación en el juzgado de instrucción, porque no hay que olvidar que, aunque la decisión final la van a producir estos ciudadanos legos en derecho, hay una fase absolutamente judicial, como es la instrucción que realiza el juzgado competente del lugar donde han ocurrido los hechos delictivos; esa instrucción suele ser lenta, como es habitual en nuestra Administración de Justicia, y ahí ya se acumulan un año, año y medio, dos años, en el procedimiento de instrucción. Después, cuando ya pasan a la Audiencia Provincial de Madrid, la sección a la que le corresponde, estos días que he estado precisamente en contacto con la oficina del jurado he visto que se tarda entre tres o cuatro meses en señalar la fecha del juicio.

En estos momentos, en la Audiencia Provincial de Madrid se están señalando los juicios con jurado que se van a celebrar en mayo o junio, porque los meses anteriores ya están cubiertos.¿Por qué están cubiertos? Porque, dadas las instalaciones que existen en la Audiencia de Madrid, no se pueden celebrar más de tres juicios con jurado al mismo tiempo, incluso para que se celebren tres hay que hacer un gran esfuerzo, porque realmente lo que se ha venido celebrando hasta ahora son dos juicios coincidentes. Se ha puesto en funcionamiento no hace mucho una tercera sala que permite llegar hasta tres juicios a la vez, lo cual es el máximo que se puede celebrar, y que, debido al incremento que anualmente se está produciendo de juicios con jurado, es de prever que estos retrasos van a ir aumentado y esta saturación que existe va a ir creciendo, con lo cual me señalaba la responsable de la oficina del jurado, doña Isabel Rodríguez, que el actual edificio que, como saben ustedes, está en la calle Santiago de Compostela, no da más de sí, y es un edificio nuevo, es una torre donde está la Audiencia Provincial y todas las instalaciones; muy moderno, pero no puede ya ampliarse, conlo cual esta saturación va a ir creciendo.

¿Cuál es la opción? Luego hablaremos de ella, porque me imagino que a ustedes les interesará mucho: es que en el futuro campus judicial proyectado por la Comunidad de Madrid tiene que haber necesariamente unas instalaciones mucho más amplias, mucho más adecuadas a las necesidades del jurado para que éste funcione con mucha más comodidad y mucha más agilidad. Éste es un problema de infraestructuras que en estos momentos se cubre con la buena disposición de los responsables en la materia, pero que deja mucho que desear. Por poner un ejemplo, los miembros del jurado no pueden pernoctar en Madrid el día que les corresponde hacerlo, ¿por qué? Porque la asignación que está especificada por alojamiento no permite alojarlos en un hotel de Madrid porque los precios superan esa cantidad, y tienen quepernoctar necesariamente en hoteles de la periferia de Madrid, como puede ser en Navacerrada, Becerril, Torrelaguna, etcétera. Bien es cierto que es una sola noche normalmente, porque es el período que tienen que estar aislados para la deliberación.

Empiezan a deliberar el día que termina el juicio, pernoctan en el hotel y al día siguiente dan el veredicto. Yo creo que eso también influye en que agilicen su deliberación para no tener que volver a desplazarse al hotel que está a 50 ó 60 kilómetros de Madrid.

También hay que señalar, y me lo decía la responsable de la Oficina, lo mismo que en conversaciones que ha tenido esta asociación y en multitud de ocasiones en coloquios y en conferencias, por ejemplo, del Decano del Colegio de Abogados de Madrid, el Fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, todos coinciden en que los veredictos de los jurados son en un 99 por ciento perfectamente lógicos, perfectamente razonables, y prueba de ello, por datos que ha obtenido esta asociación del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, es que suele modificarse o anularse el veredicto en un porcentaje no superior el 4 por ciento de los que se someten en recursos de apelación a la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Esto quiere decir que los ciudadanos, que al principio cuando son llamados algunos van a regañadientes porque es un deber inexcusable, salvo los casos tasados en la ley, que se les introduce en un ámbito que les es extraño y ajeno, luego, en los cuestionarios, que es uno de los grandes aciertos, que realiza esta Oficina del Jurado de Madrid, cuando se les pregunta por esta experiencia todos responden positivamente; luego podremos ver incluso las respuestas que van dando. Afrontan con gran responsabilidad de ciudadanos esta responsabilidad, que es habitual en ellos, ya que en su mayoría es la primera vez que tienen un contacto con la Administración de Justicia, y dictan veredictos tan razonables y tan lógicos que los tribunales superiores que los revisan en los recursos que interponen, lógicamente, si es condenatorio la parte condenada y si es absolutorio la parte acusadora, son confirmados en su mayoría, hasta el extremo de que no superan el 4 por ciento, y cuando ha sido anulado o modificado un veredicto tampoco ha sido por errores o problemas de los ciudadanos sino porque, a veces, el Magistrado Presidente o las partes no han desarrollado su labor adecuadamente y por problemas formales, como puede ser la falta de motivación, que es una de las razones de más anulación de veredictos, se debe a que el Magistrado Presidente no ha devuelto el veredicto cuando lo ha recibido y ha señalado a los jurados su obligación de motivar las pruebas que les han llevado a declarar probados unos hechos que, a su vez, producen la declaración de culpabilidad o no del acusado.

El Sr. PRESIDENTE: Señor Cid, debe ir concluyendo.

El Sr. PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN PROJURADO (Cid Cebrián): Para concluir, diría que los datos estadísticos que tenemos es que durante los años 2001 y 2002 los veredictos condenatorios han sido del 53 por ciento, los absolutorios han sido del 16 por ciento, concretamente en el 2002, y luego hay una fórmula de acabar el procedimiento que es la conformidad, que está teniendo también un 28 por ciento de casos.

En cuanto a las sugerencias que habría que hacer a esta Cámara, en primer lugar, habría que plantearse la forma de reducir el tiempo y los retrasos que se producen. Conseguir una mejor especialización de jueces, secretarios y fiscales, incluso abogados, para intervenir en las causas con jurado. Mejorar, y ya lo he dicho antes, las instalaciones y el alojamiento así como las atenciones a los jurados. Afrontar la construcción de un edificio completo para el jurado en el futuro campus y, sobre todo hay un tema que a nosotros nos preocupa mucho, que es realizar campañas de información y divulgación de la institución del jurado para que los ciudadanos la conozcan mejor puesto que, en definitiva, antes o después a muchos ciudadanos les corresponde tener que afrontar esa participación que la ley les impone. Incluir incluso la institución del jurado en los planes de enseñanza y educación en los colegios en aquellas asignaturas en las que se habla de nuestro sistema constitucional, de nuestro sistema democrático, porque ésta es una institución que está en la Constitución y que responde a esa democracia participativa que significa el jurado. En definitiva, respetar, y esto lo digo porque hay algunos partidos políticos, concretamente el Partido Popular, que en sus conclusiones plantean la modificación del actual sistema del modelo del jurado sustituyendo el existente por el escabinado o modelo mixto en el que la decisión la adopten los ciudadanos juntos con el magistrado. Las experiencias que tenemos, y con esto concluyo, señor Presidente, es que tanto el Colegio de Abogados como la Fiscalía como la propia Oficina dicen: si el jurado está funcionando bien, si los ciudadanos se sienten satisfechos y orgullosos de haber participado en la administración de la justicia, si esto se modifica y la deliberación se realiza con un magistrado que participa en la misma, la inhibición y el retraimiento de los ciudadanos va a ser evidente, como sucede en Alemania, como sucede en Francia, como sucede en Italia, donde tienen ese sistema. No convirtamos al ciudadano partícipe en la administración de la justicia en un convidado de piedra, en un mero asistente a un acto formal en el que no tiene ninguna participación. Nuestra asociación defiende el modelo actual y creemos que el tiempo nos está dando la razón.

Muchas gracias, señor Presidente.

El Sr. PRESIDENTE: Gracias a usted. Les recuerdo que, a partir de este momento, cada uno de los Grupos Parlamentarios tendrán la oportunidad de intervenir por tiempo de diez minutos, y, a continuación, también tendrá la oportunidad de contestarles a todos ellos, de forma conjunta, don Miguel Cid Cebrián. Por parte de Izquierda Unida, tiene la palabra don Franco González.

El Sr. GONZÁLEZ BLÁZQUEZ: Muchas gracias, señor Presidente. Muchas gracias también al Presidente de la Asociación Projurado de la Comunidad de Madrid. Quiero decirle, en principio, que en esta Comunidad, en esta Comisión, los Grupos de oposición tenemos una preocupación por la situación en general de la Justicia en la Comunidad. Por ello, hemos intentado que comparecieran en esta Comisión todo tipo de personas implicadas y responsables en temas de justicia; en algunas ocasiones lo hemos conseguido; en otras ocasiones no lo hemos conseguido por diversas medidas obstruccionistas, pero, en general, hay que decir que representantes de los sectores que tienen que administrar la justicia sí que han estado en esta Comisión, y han puesto de manifiesto situaciones parecidas en algunos puntos a la que usted nos ha referido: la falta de adecuación de las instalaciones, los pocos recursos, etcétera, traen como consecuencia todos los problemas que atraviesa la justicia enMadrid.

Nosotros, fundamentalmente, estamos de acuerdo con que se desarrolle el articulado de la Constitución hasta sus últimas consecuencias en lo que se refiere a la participación ciudadana en la Administración de Justicia. Por eso, cualquier intento por parte de cualquier fuerza política de limitar, de encorsetar, la situación actual, la ley actual, para procurar que esa participación no sea ni lo extensa ni lo real y efectiva que debiera ser, no nos parece bien. Por tanto, esa reivindicación, esa petición que usted, en nombre de la Asociación a la que representa, ha hecho a los grupos políticos en esta Asamblea, está ya asumida por nosotros. Nosotros no somos partidarios de que la Constitución sea una declaración de principios, sino que debe ser una realización efectiva.

En cuanto a las dilaciones, yo creo, incluso, que usted ha sido muy optimista al decirnos los tiempos de dilación de las provisiones provisionales; los tiempos de dilación en la Audiencia Provincial cuando llega la instrucción; las instrucciones lentas, etcétera. Yo creo que son todavía más lentas que todo eso, sobre todo en Madrid porque hemos recibido unas transferencias en las condiciones que las hemos recibido y porque el Gobierno tampoco se preparó en su día, ni actualmente está poniendo los medios para paliar todas esas deficiencias que existen, y que no permiten que las cosas se hagan con más prontitud en beneficio de los ciudadanos, que pueden estar en prisión provisional no sé cuántos años. Yo conozco algunos que no sólo están dos o tres años; conozco algún caso en que ha estado más años, y por cuestiones menores.

En cuanto a reclamar más recursos y mejores instalaciones para que el jurado pueda realizar una labor pertinente, y si sólo se refiere en el momento actual al futuro campus de la justicia, nosotros, que somos Diputados de esta Asamblea, todavía no conocemos nada más que promesas; no conocemos dotaciones para el campus de la justicia.

Todos estamos de acuerdo en que debe haber un campus de la justicia que solucione, no sólo el problema del jurado, sino también otros graves problemas que existen de seguridad y de todo tipo, que hoy no le voy a relatar precisamente porque usted lo conoce mejor que yo; pero si hasta entonces dilatamos las soluciones, en cuanto a infraestructuras, para que el jurado pueda realizar su labor y para que los sitios donde el jurado realiza sus labores estén mejor dotados, largo me lo fiáis, porque, claro, sí hay una declaración de prensa, pero no hay más.

Durante estos días, en los que he asistido estupefacto a la petición o a las promesas de todos los Portavoces o de todos los candidatos a Presidente de la Comunidad Autónoma -fíjese que digo todos-, he oído de todo, pero, de esto, a ninguno. He oído hablar de no sé cuántos hospitales, he oído hablar de no sé cuántas rehabilitaciones de colegios, de su adecuación, etcétera -cosas que me parecen pertinentes-, pero, de esto, nada; todavía nadie ha dicho en qué plazo va a solucionar los problemas de la justicia y la instalación de ese campus de la justicia tantas veces prometido; a nadie, insisto. Yo procuraré, en la medida de mis posibilidades, convencer con mis dotes pedagógicas a alguno de los candidatos de que éste es un gran problema, y que tiene que estar muy claro en la campaña electoral y en las promesasque se hagan a los ciudadanos.

Realmente, yo me he asustado de una información que acaba de darnos, y que seguro que es cierta, porque, si lo dice usted, es porque lo conoce perfectamente. El que los miembros del jurado no puedan pernoctar en un hotel decente ni el tiempo suficiente para ejercer su trabajo por problemas obviamente de recursos, me parece que es una situación que no puede permanecer por mucho tiempo; o sea, las decisiones que deban tomar muchas veces, el estudio, el debate sobre las situaciones que tengan que tener los miembros del jurado dependen muchas veces de la prisa que tengan por terminar el asunto y no tener que gastar de su propio peculio para poder deliberar con profundidad sobre los temas importantes que tienen que deliberar. Esto es lo que se llama, por la vía indirecta, desprestigiar la asociación, desprestigiar el jurado, e ir por el camino que usted aventuraba que quieren ir algunos partidos políticos, porque, normalmente, las cosas no se hacen así, de golpe.

Si alguien quiere -y en esto es especialista el partido que gobierna actualmente en la Comunidad- acabar o minorar la influencia de una institución, primero desprestigia, primero le quita recursos, y luego ya dice: no sirve para nada; hay que hacer una cosa mixta de los que entendemos del tema, como si los ciudadanos de este país fueran unos irresponsables y no entendieran, con menores argucias y, quizá, muchas veces, con mayor rigor que los propios profesionales, muchas veces. Yo creo que la decisión que haya que tomar sobre una persona que está siendo juzgada no puede estar al albur de que el jurado pueda o no pueda tranquilamente pernoctar el tiempo suficiente para tomar la precaución en sus decisiones.

Me parecen excelentes sus sugerencias, las hemos hecho todos. Seguro que a partir del momento en que se reanude aquí el período de sesiones y los candidatos vayan escuchando los problemas que realmente afectan a los ciudadanos y que se discuten y que se tratan aquí, tomen conciencia de sus sugerencias, porque muchas veces los candidatos hablan de oídas.

Es bueno que aquí se produzcan este tipo de comparecencias, que comparezcan personas como usted, y otros más; que haya presencia del Gobierno y de la oposición para que tomen nota de lo importante de reducir el tiempo, de lo importante de mejorar las instalaciones, de lo importante que es ese campus -si es la solución, y yo creo que lo es- e inmediatamente se pongan a trabajar en el proyecto y en su realización, porque, si no, ni usted ni yo, entre otros, vamos a comprender que sea posible hacer 111 kilómetros de metro en unos pocos años, y que otros queramos hacer 55 más en este tiempo, y, no nos atrevamos a hacer en poco tiempo el campus de la justicia.

El Sr. PRESIDENTE: Le ruego que vaya terminando, señor Diputado.

El Sr. GONZÁLEZ BLÁZQUEZ: Termino, señor Presidente. Hacer campaña de divulgación e incluir la institución, debemos hacer que se entienda la institución, es algo consustancial al desarrollo constitucional de la participación de los ciudadanos, de esta institución en los colegios. Y, sobre todo, no desprestigiemos la actual situación por vías directas e indirectas, y no queramos convertir, como usted decía, en convidados de piedra a los ciudadanos de esta Comunidad. Muchas gracias.

El Sr. PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Diputado. Por parte del Grupo Parlamentario Socialista-Progresistas, tiene la palabra el señor Tamayo.

El Sr. TAMAYO BARRENA: Muchas gracias, señor Presidente. Muchas gracias señor Cid por su presencia en el día de hoy en esta Comisión así como por la intervención que ha realizado y, anticipadamente por la que entiendo que una vez que intervengamos los Grupos Parlamentarios va usted a realizar a efectos de la clarificación de alguna de las cuestiones que le planteemos.

Como ha señalado anteriormente mi compañero en la oposición del Grupo Parlamentario Izquierda Unida, y para no ser reiterativo en las cuestiones que ha expresado le diré que, verdaderamente, el Grupo Parlamentario Socialista-Progresistas, cuando ha formulado diversas invitaciones a representantes significativos de la comunidad jurídica madrileña, su intencionalidad no era otra que el que ustedes pusieran de manifiesto aquellas inquietudes y aquellas reivindicaciones, y que dieran su opinión sobre el estado del funcionamiento de la Justicia en la Comunidad de Madrid. Lo hemos venido haciendo, no desde que se han recibido las transferencias en materia de justicia sino con anterioridad a ese evento; por tanto, hay que entender que la participación de todos los comparecientes que han intervenido en esta Comisión viene a reflejar el estado global de la Administración de Justicia, y le puedo señalar que, en general, de las intervenciones que hemos tenido no se deduce de ninguna manera un estado genérico positivo, sino, muy al contrario, se han señalado profundas carencias en relación a medios y profundas carencias en relación a resultados en la Administración de Justicia en la Comunidad de Madrid.

En todo ese tránsito de tiempo se ha estado negociando y se ha producido el proceso transferencial, muy importante desde el punto de vista, primero, de la asunción decompromisos y después desde la inquietud de los propios Grupos Parlamentarios. Yo creo que era un deseo unánime de todos los Grupos de esta Cámara culminar este proceso de transferencias, no así, quizá, el haberlo culminado de la manera negativa en que creo que se ha hecho, que se podía haber hecho mejor, y se podía haber hecho de otra forma, y no lo digo como eslogan publicitario, ya que estamos casi metidos en una campaña electoral, pero las cosas se podían haber hecho de otra manera, de otra forma. En este caso, el Gobierno regional decidió hacerlo al final de una manera tosca y precipitada, después de haber tenido muchísimo tiempo para haber asumido ese proceso.

Con estas palabras lo único que quiero llevar a su pensamiento es que el Grupo Parlamentario Socialista ha intentado que hubiera una diversificación de la comunidad jurídica, manifestando, a su juicio, cómo estaba la situación de la Administración de Justicia, y ya le digo que con un criterio generalizado bastante negativo en esas intervenciones.

Hoy comparece usted aquí en esta Comisión, y creo, según el calendario, que va a ser, si no el último, el penúltimo de los comparecientes en esta materia. Por lo tanto, creo que su comparecencia es importante, primero porque, si no es el último, va a ser el penúltimo, y, en segundo lugar, por el tema a tratar en el día de hoy, que yo creo que es algo bastante desconocido, en general, para los propios administrados, y, desde luego, también en gran parte para los administradores de la justicia.

Usted en su intervención ha dado una serie de datos, y yo le voy a pedir alguna aclaración con respecto a algo de lo que ha dicho, y le voy a formular alguna pregunta, que espero que tenga usted a bien responder en su turno de intervención.

A efectos meramente de ver la actuación del Gobierno regional en el proceso de transferencias, me gustaría que nos dijera cuántas reuniones o contactos han mantenido con el propio Gobierno regional, entiendo que fundamentalmente a través de la Consejería de Justicia y de la persona que encarna a la Consejería de Justicia, que es la Consejera, titular de esa Consejería, o los diversos Consejeros, porque no se le olvide a usted que por esa Consejería, en esa responsabilidad, a lo largo de esta Legislatura han pasado tres personas. Le pregunto cuántas reuniones han mantenido con su Asociación cualquiera de esas personas que han tenido esa responsabilidad a los efectos de ver la participación que ustedes tenían que tener y la información que les podían trasladar para asumir esas competencias en materia de Justicia en la Comunidad de Madrid.

Respecto a los juicios con jurado, si tiene usted el dato, me gustaría que nos dijera cuántos juicios pendientes con jurado existen en el momento actual. En relación con la idea que usted ha expresado de la necesidad de que en el futuro campus de la justicia, supongo que en algún momento llegará a ejecutarse, como mínimo, el proyecto de ese campus de la justicia. Entiendo que, haciendo primero el proyecto, es probable que algún día, en alguna era, podamos contemplar como una posibilidad que el grupo político que esté en la responsabilidad del Gobierno asuma la edificación de ese campus. Desde luego, y ahí me adhiero plenamente a la intervención de mi compañero de Izquierda Unida, hay que hacer una crítica al Gobierno regional por no haber adecuado los tiempos a las necesidades en relación con el campus de la justicia. Todavía no tenemos ni siquiera un esbozo de proyecto en ese sentido.

Con respecto al campus de la justicia, supongo que será una realidad en el momento que sea, pero, mientras tanto, que puede ser mucho, ¿cuál es la solución de la que, a su juicio, se debería dotar al tribunal con jurado para hacerlo efectivo?

Por último, y para salir al paso de la probable intervención de mi compañero Portavoz del Partido Popular, voy a referirme al tema presupuestario. En los presupuestos que ya están en vigor en este ejercicio económico, la voluntad del Partido Popular ha sido la de no aceptar enmiendas modificando al alza las cantidades que presupuestaba el propio Grupo Popular.

Supongo que esto tendrá su justificación, y que, quizá, en este momento, pueda el Grupo Parlamentario hacer alguna observación a ese respecto. Nada más, y muchas gracias, señor Presidente.

El Sr. PRESIDENTE: Gracias a usted, señor Diputado. Por el Grupo Popular, tiene la palabra don Álvaro Moraga.

El Sr. MORAGA VALIENTE: Gracias, señor Presidente. Voy a hacer una muy breve intervención, porque realmente nuestro Grupo ha venido a escuchar, y además con mucho gusto, la intervención de don Miguel Cid, representante de la Asociación Projurado en Madrid. En este sentido, quiero reiterar nuestro agradecimiento por su exposición, una exposición que yo creo que ha sido suficientemente ilustrativa de cuál es el momento actual y cuál ha sido el devenir desde la aprobación de la Ley en el año 95 en relación con la Asociación Projurado y su funcionamiento, es decir, los inconvenientes que durante todo este tiempo han ido surgiendo, así como las virtudes que, desde nuestro punto de vista, también reúne el hecho de que se puedan celebrar los juicios con jurado. Es decir, yo creo que aporta unos datos estadísticos y obras son amores, es decir, al final es lo que cuenta y demuestra de algún modo lo útil y lo positivo que es, no solamente para la administración de la justicia, sino para el conjunto de la sociedad, el hecho de que funcione y funcione, desde nuestro punto de vista, muy positivamente dicha asociación y el hecho de que existan, por otra parte, como no podía ser de otro modo tampoco, los propios juicios con jurado. Por tanto, creo que nuestro Grupo no puede sino reiterar este agradecimiento por la información que nos ha facilitado.

Respecto de sus sugerencias, tenemos que decir que básicamente coincidimos, porque coincidimos con el diagnóstico; es decir, efectivamente creo que se tienen que reducir los tiempos; creemos - es un debate en el que tengo que hablar en plural mayestático porque ese debate se está produciendo en el seno de nuestro partido en el sentido de que tiene que haber una adecuada especialización-, nos parece muy oportuno; efectivamente, tiene que haber, porque si no, no se podrá desempeñar el trabajo adecuadamente de la institución del jurado, una mejora de las dotaciones en general y muy en particular en las propias instalaciones, en los espacios físicos, en la separación de lo que es, digamos, la parte del delito, etcétera.

Llegado este punto, quiero hacer, en relación a un comentario que usted ha hecho, que me ha parecido que lo ha hecho con la suficiente asepsia e inteligencia, sobre la reflexión que se está produciendo en relación con el modelo del jurado; es decir, efectivamente, hay quien apuesta por un modelo, digamos, puro y hay quien apuesta por el jurado mixto. En este sentido, algunos compañeros que me han precedido en el uso de la palabra nos han atribuido a nosotros una posición cerrada. Quiero decir que, como todo en la vida, también esta cuestión es opinable y tengo que decir que en mi partido se produce un debate sobre esta cuestión; es decir, hay gente que es más partidaria del mixto y hay gente que es más partidaria digamos del modelo puro. Supongo que eso se nos permitirá, es decir, a lo que yo no estoy dispuesto es a que alguien nos pueda atribuir a nosotros una posición cerrada, sencillamente porque no me da la gana; supongo que también me puede dar la gana o no; es decir, que no, porque además es que no es exactamente así. De modo que yo recomiendo a alguien que me ha precedido en el uso de la palabra que se ilustre y que conozca realmente cuál es nuestra posición, que, insisto, es una posición diversa, una posición plural, y al final las cosas son como terminan, no como están en el proceso; el proceso en este momento está abierto y es opinable, como casi todo en la vida.

Dicho esto, también tengo que decir que, en todo caso, nosotros, sobre estas cuestiones, podremos debatir y lo hacemos muy gustosamente, pero también es conveniente que se sepa en esta Comisión y en esta Cámara que nosotros no somos competentes; podremos opinar, pero no podremos elaborar la ley. Primera cuestión. Segunda cuestión. Respecto de alguna afirmación que, desde mi punto de vista, ha sido absolutamente fuera de lugar, anacrónica y extemporánea, sí tengo que decir que nosotros tenemos competencias en lo que respecta al campus de la justicia desde que las tenemos; es decir, hemos podido opinar siempre sobre el campus de la justicia, y la necesidad de una sede judicial unificada, siempre, es un debate que no viene de ahora, dicho sea de paso, y el único grupo político que ha hecho propuestas sobre el campus de la justicia en sus programas electorales ha sido el nuestro, otros grupos políticos no han hecho ni la más mínima alusión al campus de la justicia.

Dicho esto, tengo que decir que nosotros tenemos competencias en lo que las tenemos. Por ejemplo, tenemos competencias en construcción de metro desde el año 83; y, desde el año 83, 12 años después, otros Grupos que tuvieron responsabilidades de Gobierno hicieron 14 kilómetros. Nosotros, en los ocho años en los que hemos tenido competencia, hemos hecho 114. Eso es así. Perfecto, pero es que no teníamos competencias sobre construcción de campus de la justicia. No teníamos ninguna competencia sobre Justicia. Ahora, que la vamos a tener, estamos planificando, y se están haciendo las cosas. Existen proyectos de actuación, etcétera. Recientemente, se iba a celebrar, antes de expirar el ejercicio 2002, una sesión sobre el campus de la justicia, y no hubo oportunidad porque se retiró esa comparecencia por diversos motivos que no vienen al caso, pero nosotros hubiéramos estado encantados de debatir sobre el campus de la justicia. Tampoco es éste el momento para hablar del campus dela justicia. Ahora bien, si algún Grupo tiene claro cuál es el futuro de la sede judicial unificada en Madrid ése es el Partido Popular, y no otro; al menos, nosotros no hemos escuchado ni una sola propuesta en relación con esto.

Respecto a la culminación de la transferencia de Justicia, también, como ocurre habitualmente -porque es un soniquete, un run-run que no solamente se está escuchando ahora, quizá con motivo del período pre electoral, sino que venimos escuchándolo a lo largo de la Legislatura-los Grupos de la oposición siempre hablan de insatisfacción, de que no se han cumplido los plazos y que ha sido una transferencia precipitada; pero yo veo que ahí hay una contradicción, porque dicen que es una transferencia precipitada, y, sin embargo, lo hemos hecho justamente al final de la Legislatura. Eso también lo critican. Al final, puestos a criticar, yo entiendo que la oposición lo debe criticar todo, aunque sugiero que se haga con unos ciertos argumentos de rigor, y no se haga por hacer, porque, de esta forma, desde mi punto de vista, no se realiza una oposición constructiva.

Señor Cid, mi Grupo Parlamentario participa de sus inquietudes y hace buena la mayor parte de sus planteamientos. Nuestro Grupo no sólo respeta sino que aplaude la labor que viene realizando la institución del jurado en los últimos años, y, nuestro Grupo les sigue alentando para que continúen trabajando en la misma línea en la que lo han venido haciendo hasta ahora. Nada más, y muchas gracias.

El Sr. PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Diputado. Para contestar a los Grupos, y también por tiempo de diez minutos, tiene la palabra don Miguel Cid Cebrián.

El Sr. PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN PROJURADO (Cid Cebrián): Muchas gracias, señor Presidente. Muchas gracias, señores Portavoces de los distintos Grupos que han intervenido, puesto que, desde sus diferentes posiciones, creo que han valorado positivamente lo que aquí se ha dicho por este compareciente, y demuestran también una sensibilidad hacia la institución del jurado que creo que es bueno que la tengan, porque en Madrid es muy importante la institución.

No he querido aburrirles con datos, pero, por ejemplo, en comparación con Barcelona, que es una ciudad similar en cuanto a volumen, y que podría tener un número parecido de juicios con jurado, Madrid tiene entre un 25 y un 30 por ciento más de juicios con jurado. Eso también, como me lo comentaba la responsable de la oficina del jurado, puede obedecer a un dato que es negativo: desgraciadamente, ha aumentado el número de delitos competencia del jurado, como son homicidios y asesinatos. Por eso, al ser estos delitos competencia del jurado, tiene más trabajo en Madrid que en otros lugares. También, el aumento de la población, el aumento de la emigración en Madrid y la diversificación son aspectos que preocupan a la oficina del jurado y a nosotros, como asociación. Realmente, yo no quiero entrar a valorar si Madrid es más o menos insegura que antes, pero lo que es cierto es que la criminalidad ha aumentado, y, por lo tanto, también ha aumentado el trabajo y el número de juicios en los que interviene el jurado, al estar muy relacionado con esa criminalidad, como son los delitos contra las personas.

Dicho esto, y expresado este agradecimiento general, quiero contestar a las intervenciones y a las preguntas que se me han hecho. En primer lugar, respecto a Izquierda Unida, quiero agradecer su planteamiento de potenciar la participación para que ésta sea real y efectiva.

Creo que ése es uno de los caballos de batalla, y yo, que ya tengo algunos años y que tuve el honor de ser parlamentario en el Senado, concretamente cuando se debatió la Ley del Jurado, el debate que existía entonces era que la participación de la que habla la Constitución fuera real y efectiva. Para que sea real y efectiva hay que potenciar esa participación de los ciudadanos para que no sea formal, para que no sea aparente, para que no sea la guinda de la tarta de la justicia; ahí tenemos a los ciudadanos participando, pero no pueden participar, y por eso nosotros defendimos siempre este modelo, que es un modelo, además, muy equilibrado, porque no hay que olvidar que es un tribunal, a nosotros no nos gusta la palabra tribunal popular, porque no es tribunal popular, ordinario, dentro de la Ley Orgánica de la Justicia, dentro de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, con un presidente que es profesional, que preside y que tiene, además, una intervención importantísima ya que no solamente modera y dirige los debates durante el juicio, acepta y rechaza las pruebas, por ejemplo, o las preguntas que se hacen, sino que también redacta el cuestionario sobre el que se van a pronunciar los miembros del jurado. Quiere decirse que hay una simbiosis adecuada entre justicia profesional y justicia no profesional.

Por eso, éste es un tema que siempre nos ha preocupado, y agradezco muchísimo -aunque luego se lo voy a decir- lo que ha dicho el Portavoz del Partido Popular en el sentido de que el Partido Popular no tenga una posición cerrada en la materia, puesto que yo creo que sería negativo para la potenciación de la institución y de la participación popular.

Ha habido una cuestión en la que el representante de Izquierda Unida ha puesto énfasis, que es el tema de los hoteles. Tengo que decirle una cosa: que hay una contradicción. El hecho de que vayan a un hotel fuera de Madrid no quiere decir que vayan a un mal hotel, y prueba de ello es que en los cuestionarios que se hacen a los jurados, entre las cuestiones que dicen que se sienten más satisfechos -aparte de participar en la Administración de Justicia, conocer la justicia por dentro, el trato con el Magistrado Presidente, el trato entre ellos mismos- aparece que el hotel es bueno; o sea, que son hoteles pequeños, que están a 50 ó 60 kilómetros de Madrid, con lo cual tienen que perder un tiempo en el desplazamiento, tienen que estar alejados de su ámbito habitual de residencia, pero, por lo demás, valoran que el hotel es bueno. Si el hotel estuviera cerca del tribunal o dentro de ese campus de la justicia que algún día se hará, o, al menos, todos lo deseamos, sería lo ideal; el problema del hotel es el desplazamiento, no las condiciones del alojamiento, que son buenas. No así la comida, de eso sí que se quejan los miembros del jurado; se quejan de que hay poca variedad en los platos y de que faltan desayunos, porque les gustaría, durante los días que hay juicio -normalmente un juicio con jurado dura entre cuatro y cinco días, y a veces más-, tener un desayuno a media mañana para poder reponer fuerzas, porque la tensión a la que están sometidos, que es seguir con gran interés, como lo hacen, el desarrollo del juicio, y por eso es importante el actual modelo, porque si supieran que luego el veredicto se lo va a dar hecho un magistrado que se sienta con ellos y les dice: mirad, esto es lo que yo creo que hay que hacer, ellos se estarían inhibiendo en el desarrollo del juicio, pero como son ellos los que van a decidir nada menos que sobre la culpabilidad o no de un acusado tienen que prestar la máxima atención; y lo hacen, y son responsables de ese reto y lo están llevando adelante con gran dignidad. Ésa es la opinión de todos los que están siguiendo de cerca la institución. Por lo tanto, agradezco al Portavoz de Izquierda Unida que le hayan parecido positivas las sugerencias que hemos hecho.

En cuanto a la intervención del señor Tamayo, Portavoz del Grupo Parlamentario Socialista- Progresistas, que me pregunta si ha habido alguna reunión con miembros de la Consejería de Justicia, tengo que decirle que no, puesto que, en primer lugar, nuestra asociación es modesta y, como es de ámbito nacional, está un poco dispersa. Le puedo decir que son miembros de la asociación, por ejemplo, un catedrático de Derecho Procesal que está en San Sebastián, otro que está en Cantabria, aunque vive en Madrid, y la presidencia, que la ostento yo, y, junto con mis colaboradores, que estamos en Madrid, con mucho gusto, a partir de la comparecencia de hoy, nos pondremos en contacto, así como ya lo estamos con la Oficina del Jurado, con los miembros de la Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid, con el Director General de Justicia, que me consta que es magistrado de carrera, y estoy seguro de que nuestras relaciones van a ser fluidas y muy constructivas.

Me ha preguntado por el número de juicios. Precisamente el otro día en la Oficina del Jurado nos facilitaron el número de juicios pendientes, que son 25. Hay que decir que en el año 2001 ha habido 60 juicios con jurado y 49 en el año 2002. De esos juicios, hay un porcentaje elevado, me parece que dije antes el 26 por ciento, en los que se produce la conformidad, por lo que no es necesario que haya veredicto, puesto que la parte acusada se pone de acuerdo con la acusación, que puede ser pública o privada, y se da por zanjado el procedimiento, tal y como prevé la ley. Éstos son los datos. Lo que señalé, y vuelvo a señalar, es que ahora se están señalando -perdón por la redundancialos juicios para mayo y junio, puesto que ya están cubiertas todas las fechas de estos veintitantos juiciospendientes.

El Sr. PRESIDENTE: Don Miguel, se le está acabando el tiempo. Tiene un par de minutos más.

El Sr. PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN PROJURADO (Cid Cebrián): Muchas gracias, señor Presidente. En cuanto al tema presupuestario, desde el año 1996 no se habían modificado las dietas. Precisamente se han subido este año. Al candidato se le da una indemnización de 30 euros y al jurado, una vez nombrado miembro, se le da una indemnización de 60 euros por día; además, para comida, está presupuestado 14 euros; es decir, se han mejorado y actualizado las indemnizaciones.

En cuanto a la intervención del Portavoz del Grupo Parlamentario Popular, agradezco la valoración que ha hecho de mi intervención. Creo que es muy importante que un partido que gobierna sea sensible a esta problemática. Que exista un edificio sólo para el jurado no obedece sólo a razones de comunidad. Una de las grandes preocupaciones de los miembros del jurado es que tengan seguridad, que estén aislados y que tengan un acceso independiente al sitio donde se celebran los juicios. Hay una cosa que les molesta mucho a los miembros del jurado -hay cosas que se pueden resolver, y otras que resulta más difícil-: cruzarse en los pasillos con los familiares de los acusados, con los testigos y con los amigos de los acusados.

También les molesta que esté presente el acusado, y eso va a ser difícil de evitar; alguno ha dicho que el acusado le miraba fijamente durante el juicio. Son cuestiones que les preocupa.

Hasta ahora no ha habido nunca ningún problema de represalias o venganzas, pero es mejor prevenirlo. Actualmente comen en el mismo sitio en el que deliberan, en la misma sala, porque no hay otra posibilidad. Sería deseable que un día tengan un comedor independiente, e incluso un alojamiento para que no tengan que salir y usar medios de transporte, y así evitar que se tengan accidentes. Sería muy positivo que algún día existiera ese edificio.

En cuanto a la alternativa para resolver los problemas que existen hoy en día, me dicen en la Oficina del Jurado que salir del edificio va a ser prácticamente imposible, salvo cuando se construya el nuevo. Va a haber un lapso de tiempo hasta que se construya este campus en el que va a haber una cierta saturación. Yo veo también otra cosa, y es que lo primero que dicen los jurados cuando se les pregunta después de su experiencia, aparte de valorarla positivamente, es que dicen que lo que más les ha gustado ha sido el trato recibido por el personal de la Administración de Justicia que les atiende en la Oficina del Jurando. Esto también hay que resaltarlo.

La Oficina del Jurado está funcionando correctísimamente, al frente de la cual hay una secretaria judicial, cuyo nombre es Isabel Rodríguez. Es más, en el cuestionario, siempre hay un tanto por ciento muy bajo que se queja sobre cualquier aspecto, pero, respecto al personal, hay cero quejas.

En ese sentido, se realiza un gran esfuerzo para que las cosas salgan bien, a pesar de las limitaciones y a pesar de los problemas. Yo quiero que ustedes ahí vean con optimismo, como lo he visto y me lo ha reprochado el Portavoz de Izquierda Unida, la situación, pero a mí me parece que se ha dado un gran paso adelante, y esperemos que el Partido Popular o el partido que nos gobierne en los próximos años sea tan eficaz, como ha sido en la construcción de vías de metro, en la construcción del campus de la justicia, que sería la solución ideal para todos.

Muchas gracias. (El Sr. GONZÁLEZ BLÁZQUEZ: El partido o los partidos.)



 
Área privada

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.